lunes, 25 de abril de 2011

Los cuentos de hadas son más que ciertos, no porque nos digan que los dragones existen, si no por que nos dicen que pueden ser vencidos.

domingo, 24 de abril de 2011

La inteligencia me persigue, pero yo soy más rapida.

El hecho de no ver el nudo, no implica que no exista.

Ciertas personas tienen indiscutiblemente una notable capacidad de tener a los demás bien atados con nudos. Hay quienes destacan en hacer nudos y quienes destacan en dejarse enredar. Con frecuencia, ni el que ata ni el atado saben cómo sucede esto o no tienen conciencia de que ya está sucediendo. Impresiona constatar hasta qué punto les resulta difícil a las partes en juego ver lo que pasa. No olvidemos que el hecho de no ver que existe un nudo forma parte del nudo.

sábado, 23 de abril de 2011

Pasa, y cuando pasa, es por algo.

+ Y en ese momento la ves, y la miras, y pasas cerca y te roza con el brazo, y nadie más lo ve, pero tu carne está de gallina y estás a punto de sonreír como un verdadero gilipollas. Pero al pasar y reconocer su olor te vuelves loco del todo, y al darte la vuelta para decir algo sólo se te ocurre un “encantado de haber coincidido contigo en esta vida".
- Y después de eso, ¿que pasa?
+ La beso.
- ¿La besas? ¿Y que le dices para que quiera besarte?
+ Primero, la miro; a los ojos, no al escote, aunque ya se lo haya mirado antes. Después le acaricio el pelo y le digo que besarle sería para mi como el fin del mundo.
- Vaya, eres un encanto. ¿A cuantas chicas les has dicho eso?
+ Pues eres la primera, y espero que tambien la única.

_______________________________________
Entonces, ahi, fue cuando me enamoré de ti.

viernes, 22 de abril de 2011

Pero no lo sé.

Puede que sea verdad, puede que sea la tipica chica que deja sus cosas a medio hacer cuando se cansa, piensa que volverá a acabarlo, y le cuesta volver; la tipica a la que le gustan las peliculas romanticas, pero no regala nada el 14 de febrero; esa a la que le gusta que sus amigas le cuenten los cotilleos de otra gente y los de ellas, y luego se da cuenta de que no tiene nada que contar; esa niña olvidadiza y despistada que se asombra por cualquier cosa y al rato se da cuenta de que eso ya lo sabia; pero lo que tambien se y tengo seguro, es que soy esa clase de chica a la que no le cuesta arriesgar si tiene motivos suficientes.



Bajo la cúpula de un cielo infinito.


Empezaba a caer la noche. Él la estaba esperando en su habitual esquina, empañaba con su aliento el cristal del escaparate en el que estaba apollado y dibujaba corazones y estrellas con el dedo. Las calles estaban abarrotadas de gente que iba y venía sin detenerse, vestidos de pies a cabeza con botas de piel, gorros de lana y chaquetas de manga larga. El frío del invierno se hacía notar. La reconoció tan rápido, estoy segura de que podría distinguirla a ciegas. Allí estaba Ella, tan espléndida como siempre, con esa sonrisa cálida de oreja a oreja que iluminaba su rostro. Con los labios pintados de esa barra de carmín que Él le había regalado unos meses antes. Allí estaban los dos, bajo la intemperie, abrazados el uno al otro. Eran completamente diferentes, pero no cabía la menor duda de que algo muy fuerte les unía. Él era un romántico sin causa, adoraba leer libros de poesía y los atardeceres en la playa, no le gustaba quedarse en casa, bebía el café de un sólo trago y sin azúcar, no creía en los milagros ni en las casualidades, -si quieres algo en esta vida, hay que trabajar para conseguirlo, nadie te regalará nada- decía Él siempre. Ella adoraba la montaña, prefería los amaneceres y odiaba el café. Era una loca del rock, le gustaban las camisetas con nombres de grupos raros que a Él jamás se le pasaría por la cabeza escuchar. Andaba todo el día descalza, para, según decía Ella, poder notar mejor la temperatura del suelo. Odiaba los juegos de mesa, pero adoraba los deportes de riesgo. Eran dos universos paralelos entre sí, pero sin embargo, ahí estaban ambos. Abrazados bajo un cielo infinito, susurrándose al oído miles de tonterías de las que Ella reía. Ahí estaban, el día y la noche fundidos en un solo cuerpo. Su amor era una cosa tan increíble, aquella era una historia de las que sólo suceden una vez cada mucho tiempo. Quebrantaron todas las normas posibles, su amor rompió barreras y transpasó límites. En el pueblo, todo el mundo hablaba de ellos, no entiendo que fue lo que les sucedió. Unos dicen que Él se fue por trabajo a nose dónde y la abandonó, comentan que tanta fue la tristeza que inundó su corazón que un día Ella... tomó una decisión. Murió de amor por Él. Pero eso solo es una historia, se rumorean otras cientos como esa, desde las mas increíbles hasta casualidades del destino. Hay quién dice, que el padre de Ella no lo aceptaba y ambos huyeron lejos, donde no pudieran encontrarlos nunca, asi vivirían el resto de su vida juntos y enamorados como el primer día. Pero sin duda, mi historia preferida es la que sólo unos pocos conocen, se decía, que Ella tenía varios amantes, y un día, Él la descubrió con uno de ellos. Él entró en cólera y corrió hacia el barranco del pueblo. Lo demás, ya es historia. Ella destrozada por lo sucedido, no aguantó, y se lanzó en busca de su amado. Y desde entonces, en el cielo brillan cada noche dos estrellas, dos cuerpos celestes fundidos en uno solo, en el cielo inifinito. Y esta, es otra de las muchas historias que te podría contar, yo no se qué les paso, pero creo que estén donde estén, Ella estará tan hermosa como siempre, con esa sonrisa tan cálida de oreja a oreja que ilumina su rostro, con los labios pintados de ese carmín que tanto le gustaba y Él, estará susurrándole tonterías al oído de las que luego ambos reirían.
Ahí estarán, suspendidos en el cielo, ante miles, o millones, de infinitas posibilidades.

Cupido travieso, que siempre desilusiona.

Ella todas las noches mira al cielo y le pide a cada estrella un deseo,
que quizás no hoy, ni tampoco mañana. Pero que algun d
ía... él vaya a buscarla. 

Ella lo estaría esperando por siempre jamás. Qué lo que mas deseaba...
era conocer, conocer qué o quién la empuj
ó a sentirse así, qué o quién la hizo alejarse de ti.
 
____________________________________________________________________________
Carolina entornó los parpados de los ojos dando a entender que no comprendía nada. Su madre le lanzó una media sonrisa, una sonrisa que escondía... tristeza, o puede que melancolía. Le dijo que no se preocupára, que estas cosas no pasaban. Pero que nunca, nunca jamás se enamorára, que aquellos eran inventos para crear solo un par de cuentos. Nunca funcionaban. Carolina creía en los cuentos, pero solo aveces. Cuando sentía que su madre no la miraba, se imaginaba que era una especie de Cenicienta, con zapatillas de esparto. Luces brillantes, calabazas de cristal, más de las doce y su príncipe aún se hacía esperar. Canceló todas sus citas, rompió todos sus horarios. Tenía clara una cosa, si su principe no venía... iría ella misma a buscarlo. Zapatitos rojos de charol, una punta de tacón. Sonrisas pintadas con granate oscuro, corazones de esmeraldas que parpadeaban. ¿Vivieron felices y comieron perdices?. Miradas fugaces que seducen o enamoran, cupido travieso que siempre desilusiona. Besos magicos y sinceros. ¿Comieron perdices y vivieron felices?. Palabras que ilusionan o entristecen. Silencios que lo dicen todo, palabras que no dicen nada. Enormes castillos de arena que se rompen con el agua. Caricias que rodean tuespalda, volver sola por las noches a casa. ¿Vivieron felices y comieron perdices?, o quizás, ¿Comieron perdices y vivieron felices?. Cupido travieso que siempre desilusiona.

Esto no es un cuento, y yo no soy una princesa.

- Ayer mientras ordenaba las cajas del trastero encontré esto... 
- Mi viejo cuaderno...
- Sí, hace mucho tiempo que no escribes, ¿porqué lo dejaste?, se te daba realmente bien. 
- Lo dejé cuando te fuiste... sí, creo que fue entonces. 
- No vuelvas a lo mismo porfavor, sabes que debía irme, era lo mejor para todos. Pero lo importante es que ahora ya estoy aquí y quiero que recuperemos el tiempo perdido.
- ¿Lo mejor para todos?, yo solo era una cría, tu no sabes cuanto culpe a mamá de que te fueras, le dije que era una estúpida y que toda la culpa había sido suya. Y ella no se enfadó conmigo, todo lo contrario, ella sabía lo mal que lo estaba pasando y me ayudó siempre... No sabes lo que me arrepiento de todo aquello. Pero ahora ha cambiado algo, ¿sabes?, cuando te fuiste, en cada cumpleaños mamá me compraba un vestido nuevo, y al soplar las velas siempre pedía que volvieras... para estar conmigo. Y después me acostaba con mi vestido nuevo, por si volvías por la noche... pero poco a poco me empecé a dar cuenta de la cantidad de vestidos casi nuevos que se acumulaban en mi armario. Y me dí cuenta de que desear algo, aunque sea con mucha fuerza, es inútil, porque esto no es un cuento y yo tampoco soy una princesa. Y ahora, hace ya mucho tiempo que no lo pido, hace mucho tiempo que tiré todos esos vestidos y guardé ese estúpido cuaderno. Ahora, hace ya mucho tiempo que dejé de ser una cría.

Con aquella mirada le bastaba.

Clavó las pupilas en su rostro, esperaba ansioso una respuesta..

Sus ojos escondían en ese momento, quién sabe cuántas cientos, quizás miles de preguntas.
No parpadeó ni un segundo, la fulminó con la mirada.
Seguía ansioso esperando una sola respuesta a todas sus plegarias..
Ella levanto la vista a sus ojos y se limitó a no decir nada, creyó que era suficiente, pensó que con esa mirada le bastaba. El seguía en silencio, esperando una respuesta detayada en palabras..
Aún sigue sin entender el porqué, pero al parecer, se conformo con aquella mirada.
Pensarás que aquello no fue mucho, pero el sintió.. que le bastaba.


5 horas, 300 minutos, 18000 segundos.

Si tuviese que pedir algo, pediría 5 horas a tu lado. 5 horas serían suficientes para saciar las ganas que tengo de abrazarte. 5 horas para convencerte de que la chica a la que tanto has buscado durante todo este tiempo, la tienes delante y soy yo. 5 horas, para que te mueras por besarme, para que me agarres con fuerza las manos por miedo a que me vaya. 
Por favor, dame 5 horas y prometo aprovecharlas desde el primer hasta el último segundo. Guardaré en una pequeña caja todo aquello que lleguemos a considerar recuerdos. Haré que esos 18000 segundos que pasemos juntos sean los mejores segundos de toda nuestra vida, nuestras 5 cortas y largas horas.




No hablo conmigo desde que mamá me dijo que no hablara con desconocidos


¿Dónde puedo meter los sueños para que no se me rompan?

Tu eres Peter Pan, pero ella ahora ¿ quien es ?

- Buenos días jovencito, le puedo ayudar en algo?

+ Pues, estaba buscando a una amiga, yo antes solía salir con ella, pero ahora ya no está. Se llama Campanilla. No se si usted podrá ...

- Ah si, se fue hace tiempo del país de Nunca Jamás, quería crecer, madurar, aprender a vivir de otra forma en la que unos polvos mágicos no solucionaran problemas.

+ Crecer? ha dicho crecer? No! eso es imposible. Campanilla era una de las mías, yo era Peter Pan, y ella ...

- ¿Ella que? Quien era ella? La chica que vivía esperando a un chico inmaduro? El que le prometía la luna, pero no sabía lo que quería? Peter, no te iba a esperar toda su vida; sigues siendo un niño.



jueves, 21 de abril de 2011

miércoles, 20 de abril de 2011

Son Geniales.

Pues nada, hoy no vengo con ningun texto fantastico, ni una entrada preciosa. Vengo con mucho mas, vengo a mostraros, que yo no soy la unica que tiene un blog que os va a encantar. 
Estas chicas son geniales, y, es que solo con abrir uno de estos blogs, ya vas a querer leer todos los demas. 
Solo pido un segundo de vuestro tiempo, lo que se tarda en hacer click en esas letritas azules de ahi abajo. Pero con solo ese click, ya estais ayudando a cumplir los sueños de estas chicas, y es que vosotros leais los maravillosos textos que escriben. 




domingo, 17 de abril de 2011

.ajodaraP

-Nos enamoramos cuando conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos.Cuando compartimos con esa persona nuestros sentimientos y pensamientos más íntimos,tenemos la sensación de que,por fin,hicimos una conexión con alguien.Este sentimiento nos produce gran placer. Nos sentimos felices y andamos todo el día de buen humor y atontados.
-La paradoja del amor,es ser uno mismo,sin dejar de ser dos


Living making their mark

De reirme a carcajadas sin tener motivo, de ir por la calle sonriendo mientras recuerdo buenos momentos, de no acordarme que paso ayer ni de como volví a casa, de cantar bajo la lluvia y correr sin rumbo, tengo ganas de besar sin miedo y cometer locuras para luego arrepentirme, tengo ganas de bailar con la fregona imaginandome que es un principe azul, tengo ganas de soñar, soñar despierta, ganas de sentirme la persona mas feliz del mundo.

I can living making my mark, Vivir dejando mi huella.

sábado, 16 de abril de 2011

I prefer thinking that nothing is impossible.

Nada, nada de nada es imposible. Vale, quizás la gente pone de excusa para justificarse que es imposible la vida eterna, sí, y quizás también es imposible deciir ‘p’ con la boca abierta, o leer mentes, pero eso son cosas sin sentido que nunca tendrán explicación, y que quizás algún día no sean imposibles, nunca se sabe. Pero yo en cuanto digo esto, me refiero a los objetivos de una persona. Nos pensamos que es imposible sacar un 10 en un examen, no, no lo es, ¿a caso no hay gente que lo hace?, también solemos decir que es imposible salir con ese chico, ese que es perfecto, diferente, y el que nunca se va a fijar en ti, pero No, no lo es, nos pensamos que las historias bonitas solo pasan en las películas, ¿Por qué no luchar por lo que quieres?, nunca está todo perdido. Es el miedo, el maldito miedo, miedo al rechazo, miedo a que se ría de ti, miedo a que pueda ir peor. Pero es mucho peor, que después, cuando pase tiempo, mucho, pienses en lo que podría haber pasado y que no ha pasado por el miedo a equivocarte. No dejes escapar oportunidades, así, quizás, lo imposible pase a ser lo posible y rutinario.

viernes, 15 de abril de 2011

Y un golpe de realidad es lo que hace falta.

Las personas no sólo somos un color de pelo, un tacto de piel distinto a otro, una cara bonita o una simple talla de pantalón. Detrás de todo hay algo más, mucho más, algo que cada persona pone los límites para conocer tanto como se proponga. A veces vivimos como si todo esto fuera eterno, pero todo tiene su fin. Y un golpe de realidad, es lo que hace falta para despertar a veces y darte cuenta de que cuando las cosas no pueden ir peor, siempre sucede algo que te hace sentir mejor.

miércoles, 13 de abril de 2011

How beautiful is to live!

Hay cosas que no podemos explicar con simples palabras, cosas como seguir vivos, sentimientos como el amor y el compromiso, o sensaciones como volver a abrazar a un amigo. Quizá por eso nuestra vida se compone de imágenes, momentos congelados en el tiempo para siempre, de decisiones que cambian sin remedio el rumbo de las cosas, de fotografías fijas guardadas en la memoria que nos recuerdan cada segundo lo hermoso que es vivir.

Que más dá!

Si el color de piel se eligiera, dime, querrías ser blanco verdad?
Y un sabor? Yo, preferiría ser el chocolate ;)

.sèverlA

La vida debería de empezarse muriendo y así ese trauma estaría superado, luego te despiertas en una residencia, mejorando día a día, después te echan de la residencia porque estás bien y lo primero que haces es cobrar tu pensión, luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro, trabajas cuarenta años hasta que seas lo bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral, entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, fumas y te preparas para empezar a estudiar, luego empiezas el colegio, jugando con tus amigos, sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé, y los últimos nueve meses te pasas flotando tranquilo, con calefacción central y al final abandonas este mundo en un orgasmo.

Shh

No recuerdo mi número de teléfono, porque este hoy hace ya diez días que no recibe tus llamadas, tus mensajes.
Quiero un "buenos días, princesa", un "hoy en clase me acordé de ti, porque...", un "necesito contarte algo", un "eres la perfecta", un "buenas noches, te amo".
¿Qué han sido de ellos? Se esfumaron en el humo de mi cigarro mañanero.

martes, 5 de abril de 2011

Se tú.

Sin pensar en las consecuencias, actúa como tú quieras hacerlo, no hagas caso a nadie, hazlo si tienes ganas, se como quieras ser.. que solo hay una vida y dura poco, cuando te quieras dar cuenta es demasiado tarde, y no podrás rectificar.

Becquer

Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo;
Ay por un beso...! yo no sé que te daria por un beso!