domingo, 20 de septiembre de 2015

El hombre que se hizo a sí mismo

Una vez conocí a un hombre que estaba todo hecho por sí mismo.
Lo primero que construyó fueron sus manos y brazos, fuertes y robustos para poder crear con firmeza. Luego sus ojos, que los hizo totalmente cristalinos para que todas las mujeres se perdieran en ellos. Poco a poco fue formando su nariz, boca, y pelo. Pasó al torso, a sus piernas, rodillas y pies.
Se hizo totalmente atractivo, único, totalmente inmaculado.
Cuando lo conocí era un ser al que no daba cabida ninguna crítica, ni ningún fallo: era el hombre perfecto.
Pero la espalda...
La espalda resultó ser espantosa.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Vincent van Gogh

 
"Los pescadores saben que el mar es peligroso, y la tormenta, terrible. Pero eso no les impide hacerse a la mar"

Ya veremos

"Ya veremos", dijo uno.
"Ya veremos", dijo el otro.
Ambos recorrieron sus rostros con las yemas de los dedos,
y se vieron...